Sexting, una nueva moda entre los adolescentes

Lectores,

Estos últimos tiempos me he sorprendido con la cantidad de colegas y conocidos que me han consultado por esta nueva “moda” entre los adolescentes.

Sexting, proviene de la unión de dos palabras, sex y texting, aludiendo al envío de mensajes multimedia con contenido erótico o pornográfico. La definición es, además de simple, preocupante. Debemos tener en cuenta, antes de continuar con el desarrollo de la nota, que día a día, jóvenes de entre 13 y 20 años, principalmente de sexo femenino, envían a personas del sexo opuesto, fotos en las que se los ve posando de manera provocadora y hasta desnudos.

Es importante destacar, que los destinatarios de este tipo de contenido, suelen ser desconocidos o personas con las que estos jóvenes han tratado muy pocas veces.

¿Travesura o desconocimiento?

Hasta aquí aparenta ser una simple travesura, pero dejará de serlo cuando quien reciba ese mensaje multimedia, comience a divulgarlo, ya sea reenviándolo o publicándolo en Internet. De acuerdo a la ley 26.388 de la República Argentina, la ley de Delitos Informáticos, el artículo 128 establece una pena de hasta seis años de prisión a quien publique, divulgue o distribuya una imagen sobre actos sexuales o mostrando los genitales de un menor de 18 años.

Si bien esta ley se encuentra vigente, en la Argentina puede existir un gran vacío legal al respecto. Según informó a Diario Clarin la División de Delitos en Tecnología y Análisis Criminal de la Policía Federal, en lo que va de 2009 se han registrado y denunciado 80 casos de Sexting, y durante 2008, 250.

La problemática social de este fenómeno, indica que los jóvenes intentan imitar lo que hace el resto por miedo a ser excluído del grupo; algo que trae consecuencias aún mucho más extendidas. Si consideramos estos 80 casos registrados, y los multiplicamos por la cantidad de jóvenes que conforman un grupo, aunque consideremos un mínimo, nos da un número realmente alarmante.

Por lo pronto, el único consejo que puedo acercarle a los padres es que regulen la forma en que sus hijos se contactan con su entorno. Pregúntenle a sus hijos a quién le envían un mensaje de texto o multimedia, quizá en un primer momento reciban una respuesta abrumadora de los niños, pero recuerden que ustedes son los padres. Estarán haciéndoles un bien. También regulen el uso de las redes sociales, es mucho más facil de lo que parece. Bastaría con crear una cuenta y agregar a sus hijos en la misma. De esta manera podrían consultar quienes son las personas con las que ellos están conectadas, etc.

Como este último consejo, existen decenas! Por favor, no duden en escribirme si tienen alguna duda al respecto. De mi parte, me comprometo a seguir alertándolos por este mismo medio de las novedades respecto a este área tan preocupante.

Les dejo un cordial saludo, y los despido hasta la próxima con una frase de Jorge Cella, gerente de Microsoft Argentina:
“Aunque los chicos sepan mucho sobre tecnologías siguen siendo inocentes”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.