La Comunidad de Internet al servicio de Haití

Queridos lectores,

Luego de unos días de descanso, he regresado y con muchas novedades! Si bien tengo preparadas algo más de 10 notas, en este post quisiera tratar un tema que está preocupando al mundo entero desde hace algunos días.

Es de público conocimiento que tanto Haití, una antigua colonia francesa, segundo país americano en declarar su independencia (1804), como sus habitantes, están viviendo horas críticas y con muy pocas esperanzas.

Ya desde sus comienzos, la República de Haití ha sido uno de los países más carenciados de América Latina, hasta convertirse hace algunos años en el principal de la región. Sin dudas, esto no es considerado por los habitantes de Haití como un reconocimiento ni mucho menos, por el contrario, se trata de un problema muy grave y que padecen día tras día.

El 12 de enero pasado, la ciudad de Puerto Príncipe, capital de Haití sufrió uno de los peores terremotos en su historia (el anterior de similares características ocurrió en el año 1770 y se tienen pocos registros). Un sismo, de 7 grados en la escala Richter, ha sacudido al país como consecuencia de un movimiento en la “Falla del Caribe“, placa tectónica lindante al norte con la “Placa Norteamericana”, al oeste con la “Placa de Cocos” y al sur con la “Placa Sudamericana”

Internet al servicio

Esto simplemente se trató de una introducción para ponerlos al tanto de la situación actual en el país caribeño, donde se estima podrían existir alrededor de 20o mil personas fallecidas.

Desde el momento en que aconteció el sismo, toda la comunidad de Internet (y en este aspecto debo incluirme) se ha puesto al servicio de los hermanos haitianos. Las redes sociales se han hecho eco de la noticia casi inmediatamente.

Según datos suministrados por la red social Facebook a la BBC de Londres, sus usuarios estaban colocando unas 1.500 actualizaciones por minuto que contenían la palabra “Haití”. Sin embargo, un nivel muy bajo de estos mensajes provenía del país.

Claro, es que muy pocos en Haití tenían los medios para comunicarse por internet. Según cálculos del Banco Mundial, sólo de 10% de los haitianos tenía acceso a internet antes del terremoto. Aunque suene parradójico, Haiti se encuentra completamente incomunicada del resto del mundo, ya que los tendidos eléctricos, telefónicos y de acceso a Internet se han visto afectados en su totalidad por este sismo; pero es el mundo el que está ahora enlazado en beneficio de la comunidad haitiana.

Los usuarios de Facebook y YouTube pasaron el mensaje de donar fondos para la Cruz Roja de Estados Unidos y la campaña -vía teléfono celular- ha logrado reunir US$35 millones. Twitter, por su parte, fue utilizado por la organización Médicos Sin Fronteras para reclutar voluntarios.

En otra información obtenida por la BBC, se ha activado la Carta Internacional sobre el Espacio y los Grandes Desastres, compromiso establecido en el año 2000 por la Agencia Espacial Europea (ESA), las agencias espaciales de Francia y Canadá, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos y el Sondeo Geológico de Estados Unidos.

Cuando la Carta es activada -como ha ocurrido ahora con el terremoto de Haití- los signatarios tienen el deber de reprogramar a sus satélites para obtener los datos que se necesitan de forma más urgente en una región devastada. Satélites como la sonda de observación de la Tierra, el ERS-2 y el Evisat han brindado imágenes clave a la hora de decidir por dónde comenzar tras el desastre.

El granito de arena de los grandes de la informática

Microsoft, el gigante de la industria del software, ha donado cerca de 1.25 millones de dólares mediante su campaña de bien público Disaster and Humanitarian Response. Para ver la nota de prensa sobre el sismo en Haiti, haz clic aquí o aquí. Google, por su parte, ha enviado a Haití cerca de 1 millon de dólares para contribuir en estas horas clave.

Hewlett-Packard ha donado más de 500 mil dólares, según indica en su nota de prensa, mientras que esa cifra se ha visto incrementada por la donación de cada uno de los empleados de la compañía. McDonald’s, por su parte, contribuirá con una donación de 0,50 dólares por cada hamburguesa o combo Big-Mac vendido entre el sábado 16 y el viernes 22 de enero en todos los restaurantes manejados por Arcos Dorados en 19 países de América Latina.

Unicef, Un Techo Para mi País, Naciones Unidas, Cruz Roja y otras tantas organizaciones de ayuda humanitaria están luchando para rescatar a los sobrevivientes del desastre en Haiti y dar un lugar de alojamiento a quienes ya han sido rescatados.

Pero como toda ayuda que intenta brindarse ante una tragedia, existen los malintencionados que desean obtener un beneficio propio de la desgracia. El FBI ha tenido que emitir un comunicado de alerta, informando la existencia de fraudes en relación a la recepción de fondos de ayuda a los afectados en Haiti.

Desde Argentina, les envío mis mejores esperanzas a los hermanos haitianos, y hago un llamamiento a la divulgación de esta y otras noticias sobre la tragedia ocurrida en aquél país en pos de continuar ayudando a los damnificados.

¡Hasta la próxima!

7 comentarios en “La Comunidad de Internet al servicio de Haití

  1. Estimado Pablo me tomé el atrevimiento de subir tu nota a mi muro de face. Cuando vi lo American Airlines lo pegué en mi estado y una de mias contactos me informó que era falso así pues investigando en internet te encontré a ti o sea tanto lo de Airlines como esta nota ya están en mi muro.

    Un abrazo

Deja un comentario