Algunas cuestiones sobre las redes móviles en Argentina

Hace algunas semanas les comentaba una experiencia vivida con mi celular, junto a ciertos detalles sobre las redes de telefonía móvil en Argentina.

Nuestro amigo Edgardo se tomó unos momentos para contarnos algunas cuestiones al respecto:

“GSM, la actual norma que rige las telecomunicaciones celulares de la mayoría del planeta nace como un standard de comunicaciones del ETSI, en Europa, para reemplazar a las dispares redes de primera generación que eran prácticamente disimiles en todos los paises del viejo continente. Es así que luego de mucho trabajo se desarrollo un sistema unificado. No voy a entrar en detalles. Las redes GSM son de 2nda generación, habiendo evolucionado desde TDMA (a la par de CDMA, su contraparte americana).

Las redes GSM en verdad son, por así decirlo, un conjunto de redes, o capas, solapadas que transportan los distintos tipos de comunicaciones. La red GSM original (2G) es una red de voz, señalización y mensajeria corta (mantengan esto en mente a la hora de comprender la facturación de las operadoras). Esta red por si misma no trafica datos, para eso se requiere de otra red (de datos, valga la redundancia) solapada (usa la red GSM como transporte, modelo OSI capa 1) y es lo que comercialmente algunos denominaron 2.5G que realmente es GPRS.

GPRS es la capa de transición de datos básica de la norma GSM. si bien soporta mayores velocidades, tiene aproximadamente la velocidad de un modem de 56k. Esto permitio por ejemplo los MMS, WAP y otros servicios más como la descarga de contenidos. Pero claro, se hizo patente al poco tiempo que GPRS no alcanzaba. Y es aqui donde entra una nueva extensión de GSM, a la que muchos mal llamaron 2.75G, EDGE.

 


EDGE es la segunda extensión a la norma GSM para la transmisión de datos, permitiendo velocidades ya cercanas a lo que ofrecían los cablemodems en argentina hace unos cuantos años, 384 kbps. Vale aclarar que EDGE ha evolucionado mucho desde sus primeras iteraciones y en su clase 10 (hay distintas clases) puede lograr velocidades superiores a UMTS (ya llego a esto).

Porque aclaro que son GSM, GPRS, EDGE? Porque todas van por la misma vía. Todas funcionan bajo la misma infraestructura de red, solapadas unas a otras, usando las mismas frecuencias. Cabe clarar esto porque tiene relevancia no solo en la velocidad, saturación y alcance de la señal, si no también en el impacto en las baterías de los terminales.

Obviamente el mundo sigue avanzando y EDGE no alcanza. Ya no hablamos de simples mensajitos, si no de mails, navegación HTTP, mensajería instantánea y otras cientos de cosas que muchos hacemos día a día con nuestros smartphones.

Acá nace UMTS que es efectivamente 3G. Basado en GSM, esta red ya contempla la transmisión de datos junto a voz, señalización y mensajería. Pero esta ya no se solapa a GSM. Hay muchos cambios a nivel estructural como ser los algoritmos de autenticación, cifrado y un largo etcétera que no viene al caso. Y acá comienza el problema.

UMTS a su vez tiene extensiones, como era el caso de GSM, en HSDPA. Pero HSDPA (3.5G como suelen llamarlo algunos) puede ser implementado sobre GSM sin utilizar UMTS, o al menos no el set completo de su infraestructura. Por que se preguntaran.

UMTS requiere como base un algoritmo de autenticación y cifrado reciproco bidireccional entre la red y el terminal. Esto requiere el paso de licencias, ya que Milenage (nombre del algoritmo) no es libre. Su implementación no es sencilla y poner UMTS le genera al operador costos astronómicos en reemplazo de equipos, infraestructura de red, USIMs y demás. Pudiendo implementar HSDPA de forma aislada, un MNO (un Operador celular) puede ofrecer servicio de datos “3G” sin tener que hacer una gran inversión. Adivinan? Claro, es lo que ocurre en la mayoría de Latinoamerica. Pero ojo, no esta mal eso.

Nota aparte: En el cono sur de Latinoamerica si hay 2 operadores que han actualizado sus redes a UMTS, Personal en Argentina y Ancel en Uruguay. VOX/Copaco en Paraguay esta en vias de hacerlo y el resto deberían de seguirlos ya que LTE (redes 4G) tiene como mandatorio la utilización de los mecanismos de autenticación de UMTS, por lo que están obligados a actualizar.

Ahora bien, las redes 3G utilizan otras frecuencias a las redes 2G, lo que implica que el teléfono tiene que irradiar en múltiples canales a fin de lograr la mejor conexión posible (que no es la mas rápida, si no la mas estable).

Teniendo en cuenta que los operadores no tuvieron que actualizar sus redes para ofrecer servicio de “3G” hay una falta de inversión en la infraestructura de las celdas que se ve agravado justamente por el creciente consumo celular, sobre todo de datos, llegando a colapsar los canales de comunicación existentes. Al ocurrir esto, los terminales no pueden mantener una conexión estable y comienzan a saltar entre las distintas frecuencias y celdas cercanas (en grandes metrópolis como Buenos Aires, un mismo terminal puede estar enlazado a 6 celdas al mismo tiempo, en diferentes bandas), esto ocasiona que el consumo se dispare enormemente ya que el terminal esta continuamente scanneando y reintentando obtener la mejor conexión posible.

Limitar el tipo de conexiones que un terminal puede usar en un determinado momento es la mejor forma de ahorrar batería frente a situaciones de saturación de red, baja señal, sombras, roaming, etc…

Será cuestión de esperar a LTE para poder disfrutar de una red más estable. Lamentablemente los terminales cada vez consumen más recursos debido a sus capacidades, con lo cual estamos en la misma XD. Los días en que las baterías duraban más de 1 día de uso intenso han quedado en el pasado, o al menos hasta que se desarrolle alguna nueva tecnología que permita mayor autonomía.”

 

Gracias, Ed! Ha sido sin dudas un gran aporte.

Dónde encontrar a Ed?

En About.me, http://about.me/edgardo.dominguez

En Twitter, como @EDOM1

En LinkedIn, http://www.linkedin.com/in/edgardodominguez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.